Advocats Declaracions Penals2017-11-21T22:14:32+00:00

 

¿Debe declarar ante el juez de instrucción o de guardia?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Depende. Ante la policía es más habitual acogerse al derecho a no declarar, pero con el juez de instrucción o de guardia la decisión es más complicada. La negativa a declarar en el juzgado supone que el juez de instrucción únicamente va a contar con una versión de los hechos, la del denunciante, y no tendrá otra alternativa que abrir juicio oral, ya que no se habrá aportado ninguna coartada o evidencia para defender tu inocencia, a menos que sea obvia por sí misma la ausencia de delito. Si existen indicios racionales de la posible existencia de un hecho delictivo, el juez estará obligado a enviarle a juicio, para que sea allí donde se resuelva si es o no culpable.

Por otra parte, al juzgado de instrucción puede ir en libertad o detenido. Si va como detenido y el delito es suficientemente serio, el fiscal puede solicitar al juez que te envíe a prisión provisional. Negarse a declarar en esta situación incrementará la probabilidad de ir a la cárcel a la espera de juicio, puesto que no le habrá ofrecido al juez razones para pensar que tal vez no haya cometido el delito y que no piensa fugarse antes del juicio si le deja en libertad. Conviene entonces declarar, excepto en el caso de que las evidencias de que es el autor de un delito grave sean tan contundentes que la decisión judicial de enviarle a prisión provisional se dé prácticamente por segura.

(més…)

Acuerdo del Pleno del Tribunal Supremo sobre el valor probatorio de las declaraciones policiales

“Las declaraciones ante los funcionarios policiales no tienen valor probatorio. No pueden operar como corroboración de los medios de prueba. Ni ser contrastadas por la vía del art. 714 de la LECR. Ni cabe su utilización como prueba preconstituida en los términos del art. 730 de la LECR. Tampoco pueden ser incorporadas al acervo probatorio mediante la llamada como testigos de los agentes policiales que las recogieron.

Sin embargo, cuando los datos objetivos contenidos en la autoinculpación son acreditados como veraces por verdaderos medios de prueba, el conocimiento de aquellos datos por el declarante evidenciado en la autoinculpación puede constituir un hecho base para legítimas y lógicas inferencias. Para constatar, a estos exclusivos efectos, la validez y el contenido de la declaración policial deberán prestar testimonio en el juicio los agentes policiales que la presenciaron.”