Advocats Receptació2017-11-19T08:36:20+00:00

Los presupuestos para la apertura de un procedimiento penal

Sentencia AP CS 2 16/18

“Es decir, el mero hecho de interponer una denuncia no implica la apertura de un procedimiento penal con todas sus consecuencias si de manera clara y practicadas diligencias de prueba, se determina que los hechos no son constitutivos de infracción criminal o que no está suficientemente justificada la perpetración del hecho delictivo o se den dudas razonables sobre la existencia del hecho, el Juez de Instrucción está obligado a archivar, sobreseer libre o provisionalmente la causa, explicando, eso sí, los motivos y razones por los que los hechos denunciados no han sido suficientemente acreditados.

Como decíamos en nuestro Auto de 28 de mayo de 2013 “Una querella tiene que exponer hechos concretos, con exposición de su debido desarrollo y un concreto resultado, para poderse verificar su encaje penal, es decir la notitia criminis mínimamente descrita. Una querella no es una noticia de alerta por si una impresión o algunos datos genéricos, pudieran ser delito. Muy al contrario, hay que describir a afirmar que un hecho determinado es un posible o probable delito. Creemos que pueda haber una defectuosa concepción de lo que es el proceso penal .” En idéntico sentido la STS 228/2013, de 22 de marzo “… el inicio del procedimiento penal la LECrim, describe como únicas vías la interposición de la querella, la interposición de denuncia, (o en su caso, cualquier forma alternativa de notitia criminis recibida por parte de un juzgado instructor), o la remisión al mismo de un atestado policial, pero la preceptiva delimitación concreta de los hechos sometidos a investigación judicial constituye un elemento comúnmente exigido en todas y cada una de estas tres formas de iniciarse el proceso penal.”.

Como línea de principio debe señalarse que la característica de la fase instructora del procedimiento penal no es otra que la investigación de hechos en apariencia delictivos, en cuanto si ni siquiera presentan tal carácter debe procederse al archivo sin más ( arts. 269 y 313 de la LECr ), por lo que salvado este control inicial, la instrucción estará encaminada, a tenor de los arts. 299 y 777.1 de la LECr , al esclarecimiento de los hechos con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación, así como la identidad de las personas que en los mismos pudieren haber participado.”