El abogado penalista y la defensa de la libertad

Por Marco Esteban 
Abogado Penalista

El médico defiende tal vez el bien más preciado, la salud; el abogado penal defiende el segundo bien más preciado, para muchos igual de importante, la libertad. Vivimos un periodo histórico en el que la libertad retrocede en vez de avanzar. No siempre fue así. Desde los inicios de los tiempos, la penas fueron progresivamente humanizándose, dejando atrás la muerte, la tortura y la prisión perpetúa. Los códigos penales de 1932 (que duró solo dos años) y de 1995 marcan la cima más elevada del progreso de la libertad en España, con 30 años de pena máxima de prisión. En realidad no era exactamente así, porque era posible cumplir todavía más años en determinados casos de pluralidad de delitos, pero esto es lo más lejos que hemos llegado. Desde entonces la tendencia se ha invertido, el péndulo histórico ha cambiado de dirección y las sucesivas reformas legales han incrementado sistemáticamente la duración máxima de la pena de cárcel. Actualmente hemos regresado a la prisión de por vida.

La principal misión del abogado penalista es a un tiempo muy sencilla y muy complicada: evitar la entrada en prisión o reducir en la medida de lo posible la duración de la condena de privación de libertad. A veces una correcta estrategia jurídica puede lograrlo y otras veces no. En muchas ocasiones el abogado debe afrontar esta difícil defensa de la libertad en la más completa soledad, con la oposición de la policía y de la fiscalía cuando operan en modo exclusivamente acusatorio e incluso de algunos jueces que actúan como si fueran fiscales. En cualquier caso, es una tarea noble que siempre ha sido y será necesaria. El historiador G.E.M de Ste. Croix nos recuerda uno de los epitafios más conmovedores de la antigüedad, perteneciente a Narciso, un esclavo romano que murió a los veinticinco años de edad:

Debita libertas iuveni lege negata

Morte inmatura reddita perpetua est.

Dice que la libertad, que le fue negada en su juventud por la ley, se ha hecho finalmente eterna con la muerte.

2017-12-26T19:50:56+00:00