Delito societario de denegación de información a los socios

Sentencia AP HU 105/17

“(..) hemos de tener en cuenta que el delito societario previsto en el artículo 293 del Código penal exige un plus de antijuridicidad material en el incumplimiento de las normas mercantiles que regulan el derecho de información, conforme a la jurisprudencia allí referida. Así, las sentencias del Tribunal Supremo de 1 de febrero de 2013 (ROJ: STS 485/2013 – ECLI:ES:TS:2013:485 – Sentencia: 91/2013 Recurso: 319/2012 ) y de 26 de marzo de 2013 (ROJ: STS 1930/2013 – ECLI:ES:TS:2013:1930 – Sentencia: 330/2013 – Recurso: 739/2012 ) destacan que el principio de mínima intervención reserva el derecho penal para las formas más graves de obstaculización del ejercicio de los derechos definidos en la legislación mercantil.

Por ello, siendo necesaria una interpretación restrictiva del tipo, la intervención penal solo alcanza a los comportamientos más abiertamente impeditivos del ejercicio de estos derechos básicos, para diferenciarlos de los supuestos en que lo que se discute es simplemente la suficiencia del modo en que se ha atendido a los derechos de los accionistas, los cuales están reservados al ámbito mercantil. Dentro del específico derecho de información, las mismas sentencias señalan que únicamente serán típicos aquellos supuestos de denegación de información a la que los socios tienen derecho de modo manifiesto , no cualquier comportamiento que meramente dificulte el ejercicio de los referidos derechos del socio, lo que podrá constituir un ilícito mercantil. En consecuencia -sigue diciendo el Tribunal Supremo- cuando el derecho se reconoce y se atiende, proporcionando al socio una información básicamente correcta, las alegaciones sobre demoras, omisiones o simples dificultades quedan al margen del comportamiento típico, sin perjuicio de la responsabilidad que proceda en el ámbito mercantil.”

2018-01-24T10:52:59+00:00