Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Existen dos grandes estrategias de defensa penal. La primera es desacreditar la hipótesis de la acusación y la segunda presentar una hipótesis alternativa sobre los hechos. Estos dos estrategias no son excluyentes: pueden y deben adoptarse paralelamente, aunque no siempre contaremos con la posibilidad de diseñar una hipótesis de defensa alternativa (a veces tienes mala suerte y estás en el momento y lugar equivocados) y tendremos que conformarnos con la crítica de la hipótesis acusatoria.

Leer más