Blog de Derecho Penal2020-09-08T14:10:30+02:00

BLOG DE DERECHO PENAL

93 414 02 93

Cómo se condena a inocentes (II): La visión de túnel y la presunción de inocencia

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

La visión de túnel es un fenómeno cognitivo universal que tiene en el proceso penal una de sus consecuencias más lamentables. Se actúa con visión de túnel cuando el proceso penal se centra en un sospechoso y prioriza la línea de investigación que le culpabiliza. Hasta el punto de que, no solo abandona totalmente la investigación de otros sospechosos, sino que elimina o ignora sistemáticamente cualquier hecho o evidencia que favorezca al acusado y no cuadre con la hipótesis preestablecida de la culpabilidad.

A veces este mecanismo de concentración en un único escenario es consciente y, en la mayoría de las ocasiones, inconsciente. Nuestro cerebro ahorra energía si […]

Cómo se condena a Inocentes (I): La rueda de reconocimiento

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Entre los diversos mecanismos que en el sistema penal favorecen la condena de inocentes se encuentra la rueda de reconocimiento. Como la prisión, es una solución arcaica que sigue plenamente vigente porque no hemos encontrado nada mejor para reemplazarla. Consiste en un reconocimiento visual por parte del testigo de un delito a través de un cristal unidireccional a cinco o seis ciudadanos, entre los cuales se coloca a un sospechoso. Si el testigo señala al sospechoso como el autor del delito, este reconocimiento positivo pesará sobre éste como una losa e incrementará la probabilidad de que sea condenado en sentencia. Si el testigo no le reconoce, sus […]

Estrategias de Defensa Penal (1)

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Existen dos grandes estrategias de defensa penal. La primera es desacreditar la hipótesis de la acusación y la segunda presentar una hipótesis alternativa sobre los hechos. Estos dos estrategias no son excluyentes: pueden y deben adoptarse paralelamente, aunque no siempre contaremos con la posibilidad de diseñar una hipótesis de defensa alternativa (a veces tienes mala suerte y estás en el momento y lugar equivocados) y tendremos que conformarnos con la crítica de la hipótesis acusatoria.

Leer más

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en La Sexta Noticias

El Abogado Penalista Marco Esteban ha sido entrevistado en La Sexta Noticias sobre el caso del anciano condenado a una pena de dos años y medio de prisión por matar a un atracador que asaltó su casa.

Ver la entrevista

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Informe Semanal de TVE

El Abogado Penalista Marco Esteban ha sido entrevistado en el programa Informe Semanal de Televisión Española sobre la difusión ilegal de vídeos sexuales entre los jóvenes.

Ver la entrevista

¿Qué es una querella criminal?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Una querella es un escrito de exposición de un hecho delictivo que se presenta ante el juzgado de guardia, con el fin de que el Juez abra un procedimiento penal para investigar los hechos. A diferencia de la denuncia, que puede formularse en solitario por el denunciante, la querella, debe presentarse con la firma de un abogado y de un procurador.

El efecto más relevante de la querella, que le distingue de la mera denuncia, es que el denunciante cambia de estatus en el proceso y se convierte en acusación particular. De esta manera, a través de su abogado puede intervenir directamente en el procedimiento, solicitando por ejemplo diligencias de investigación. Además, puede presentar un escrito de acusación contra el querellado. Esta posibilidad puede ser muy importante, puesto que el proceso penal es acusatorio, lo que significa que el Juez únicamente puede condenar si existe acusación. Así, en el caso de que el Fiscal decidiera no acusar, el Juez se vería obligado a cerrar el caso. Por el contrario, si existe una acusación particular, el Juez de instrucción puede abrir juicio oral y el Juez enjuiciador condenar al acusado sin acusación del Fiscal.

Otra diferencia relevante de la querella respecto a la denuncia es que es posible recurrir la desestimación judicial de una querella, pero no de una denuncia. La inadmisión de una querella no supone cosa juzgada, lo que significa que es posible presentar de nuevo la querella incluso ante el mismo juez.

Homicidio y lesiones por imprudencia en accidentes de tráfico

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Aragón Radio

¿Qué es la atenuante de reparación del daño?

Por Marco Esteban 
Abogado Penalista

Una atenuante es una circunstancia que tiene la capacidad de reducir la pena en un proceso penal. Si antes del juicio ingresas en la cuenta una cantidad económica destinada a reparar el daño causado al cometer el delito, el código penal permite al juez apreciar una atenuante de reparación del daño y rebajar la pena. Cuánto puede rebajarse la pena depende de la importancia de la reparación efectuada. Si el juez considera que el daño ha sido totalmente reparado, puede calificar la atenuante como muy cualificada y rebajarla en dos grados.

Una rebaja de uno o dos grados es muy importante. Ante una acusación, por ejemplo, de robo con violencia, cuya pena establecida es de 2 a 5 años de prisión, una rebaja de un grado supone que la pena se quede entre 1 y 2 años. Si fueran dos grados, la pena quedaría entre seis meses y un año. Una de las ventajas estratégicas más relevantes de la atenuante de reparación de daño es la posibilidad de evitar la cárcel cuando la pena mínima de un delito es mayor de 2 años y no es posible por tanto su suspensión. Así, un delito de lesiones con deformidad tiene una pena mínima de tres años. Para lograr una condena final que no superara las dos años, la reparación del daño a la víctima permitiría reducir esa pena mínima de tres años a dos o menos, permitiendo la posibilidad de acceder a la suspensión de la pena y eludir la entrada en prisión.

¿Debe declarar ante el juez de instrucción o de guardia?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Depende. Ante la policía es más habitual acogerse al derecho a no declarar, pero con el juez de instrucción o de guardia la decisión es más complicada. La negativa a declarar en el juzgado supone que el juez de instrucción únicamente va a contar con una versión de los hechos, la del denunciante, y no tendrá otra alternativa que abrir juicio oral, ya que no se habrá aportado ninguna coartada o evidencia para defender tu inocencia, a menos que sea obvia por sí misma la ausencia de delito. Si existen indicios racionales de la posible existencia de un hecho delictivo, el juez estará obligado a enviarle a juicio, para que sea allí donde se resuelva si es o no culpable.

Por otra parte, al juzgado de instrucción puede ir en libertad o detenido. Si va como detenido y el delito es suficientemente serio, el fiscal puede solicitar al juez que te envíe a prisión provisional. Negarse a declarar en esta situación incrementará la probabilidad de ir a la cárcel a la espera de juicio, puesto que no le habrá ofrecido al juez razones para pensar que tal vez no haya cometido el delito y que no piensa fugarse antes del juicio si le deja en libertad. Conviene entonces declarar, excepto en el caso de que las evidencias de que es el autor de un delito grave sean tan contundentes que la decisión judicial de enviarle a prisión provisional se dé prácticamente por segura.

Si va a ir a prisión tanto si declara como si no lo hace, o bien si declara en situación de libertad, su decisión de declarar dependerá de su respuesta a la siguiente pregunta: ¿puede aportar alguna información en su declaración de instrucción que pueda servir, si se aporta cuanto antes, para archivar el proceso penal sin llegar a juicio o ganar el futuro juicio? Si no puede, es mejor que no declare, puesto que de esta forma su declaración en el posterior juicio no estará limitada por lo que haya dicho anteriormente en su declaración de instrucción, donde probablemente contaba con menos información sobre el proceso penal, al encontrarse en una fase inicial.

Como puede ver, saber cuándo declarar o no es verdaderamente complejo. Es una de las encrucijadas del proceso penal más importantes, puesto que es un factor estratégico con una importante incidencia en el resultado del proceso que debe analizarse caso por caso.

¿Es la justicia igual para todos?

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Aragón Radio

Escuchar

¿Debe declarar en comisaría?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

¿Si le detiene la policía, debe declarar en comisaría? La mayoría de las veces no. Solo hay que declarar ante la policía si cuenta con pruebas capaces de demostrar su inocencia y que se archive la denuncia. Pero normalmente no tenemos ni testigos, ni documentos, ni grabaciones, ni actas notariales. Entonces lo mejor es no declarar, porque en comisaría su abogado no tiene acceso todavía a las pruebas que hay en su contra. Puede haber testificales, periciales o escuchas que desconoce.

Lo mejor es que se acoja a su derecho constitucional a no declarar, porque está declarando a ciegas y todo lo que diga será utilizado en su contra. En un máximo de setenta y dos horas la policía le pondrá a disposición del juez. Y el juez le dará a su abogado copia de la causa penal, para que pueda asesorarle.

¿Por qué hay hay detenidos que declaran ante la policía? Por distintas razones. Una es la ansiedad por salir del calabozo cuanto antes. Setenta y dos horas en el calabozo son muy duras. El calabozo es una jaula de cemento con barrotes de hierro y sin luz natural, donde no hay nada más. Hasta le quitan los cordones de los zapatos para evitar que se pueda hacer daño. Se pasa tan mal que hay detenidos que prefieren declarar e incluso confesar, con la esperanza de que así saldrán antes de allí. Hay algunos que hasta confiesan el delito sin haberlo cometido.

Tiene que tener en cuenta que por acortar unas horas la estancia en el calabozo se arriesga a ser condenado después a varios años de prisión. Todo lo que diga puede ser utilizado como prueba de cargo en un juicio. Hay detenidos que declaran ante la policía porque piensan que así les perdonarán. El perdón no esta previsto en la ley para la gran mayoría de los delitos.

Otros detenidos piensan que confesando lograrán una pena más reducida. Es posible, pero no debe declarar o confesar si su abogado no está convencido de que va a ser condenado con seguridad y que es mejor reconocer los hechos. La regla que tiene que seguir es la de no declarar nunca ante la policía si no ha hablado antes con su abogado y solicitar que llamen a su abogado de confianza. La policía está obligada a llamarle. Una vez que haya hablado con tu abogado, siga su consejo sobre la conveniencia de declarar o no.

Las pruebas en derecho penal

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

En un proceso penal hay tres formas principales de probar las cosas: con testigos, con documentos o con periciales. Los testigos son los que han visto u oído algo relevante sobre el presunto delito cometido. Los documentos pueden ser escritos, grabaciones de sonido o videos. Y las periciales son trabajos realizados por expertos, como la identificación de una huella de ADN.

Por otra parte, las pruebas pueden ser de dos tipos: directas e indirectas. Las indirectas también se denominan indiciarias. La prueba directa en la práctica es un testigo o una grabación audiovisual sobre el hecho principal que se investiga. Por ejemplo, en un asesinato es la declaración de Juan que vio a Pablo disparar a Carlos en su casa. O un video que registra el momento en que Pablo dispara a Carlos. ¿Pero qué pasa si no tenemos testigos ni grabaciones directas? Que la condena deberá basarse en otras pruebas no directas, sino indirectas o indiciarias, como la presencia de una huella de adn de Pablo en el lugar de los hechos.

Hay que tener en cuenta que una prueba indirecta, como el ADN, puede ser más potente que un testigo directo de los hechos que no sea fiable. El juez puede concluir que la única explicación razonable para la existencia de una huella de adn en el escenario del crimen es que Pablo mató a Carlos. Pero si hubiera una razón alternativa para la existencia de la huella de ADN. Por ejemplo, que Carlos fue contratado para realizar un trabajo en la casa de Carlos, entonces el juez no podría condenar si no tuviese más pruebas. Porque la huella de ADN, por sí sola, en ausencia de testigos, documentos u otras periciales, no sería suficiente para condenar a Pablo.

La reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Aragón Radio

  Escuchar

¿Qué sucede cuando una persona es detenida por la policía?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

Cuando la policía detiene a un ciudadano al considerar que ha cometido un delito, dispone de un máximo de 72 horas para ponerlo a disposición del juez. Durante ese tiempo, detenido se encuentra en los calabozos de la comisaría o del centro de detención policial de la localidad y la policía practica diversas diligencias de investigación. Entre ellas, la declaración policial del detenido, que se realiza en presencia de abogado. El detenido tiene derecho a solicitar que se llame a un abogado particular de su elección o que se designe un abogado de oficio. El detenido tiene derecho a negarse a declarar.

Siempre antes del plazo de 72 horas desde la detención, la policía conduce al detenido ante el juzgado al juez de instrucción de guardia del lugar de la detención. El juez de guardia practica una serie de diligencias de instrucción, entre las cuales se encuentran la declaración judicial del detenido y la decisión de dejarle en libertad o dictar prisión provisional. Posteriormente, el juez de guardia remite la causa al juzgado de instrucción del lugar en el que se ha cometido el hecho delictivo (o del domicilio de la mujer en el caso de los delitos de violencia de género). Este juzgado de instrucción (que podría o no ser el mismo que el juzgado de instrucción que realizó la guardia) será el encargado de instruir el procedimiento y, si procede, ratificar la medida de prisión provisional impuesta por el juzgado de guardia.

¿Cuáles son los límites en el control a los hijos?

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Aragon Radio

  Escuchar

Cómo Defenderse de una Acusación por Violencia de Género

Libro: Cómo Defenderse de una Acusación por Violencia de Género
Por Marco Esteban

Ver en Amazon

Los testigos en los tribunales penales

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Radio Rac 1

¿Dónde se juzga un delito?

Por Marco Esteban
Abogado Penalista

En numerosos casos es difícil determinar el lugar en que se comete un delito. Por ejemplo, si nos llaman para acosarnos, ¿el delito se comete en el lugar en el que se produce la llamada o en el que se recibe? Para solucionar estos problemas, el Tribunal Supremo resolvió en su pleno de 5-05-2005 seguir la regla de la ubicuidad con este acuerdo:

El delito se comete en todas las jurisdicciones en las que se haya realizado algún elemento del tipo. En consecuencia, el Juez de cualquiera de ellas que primero haya iniciado las actuaciones procesales, será en principio competente para la instrucción de la causa.

Por tanto, las actuaciones se iniciarán en el juzgado de cualquiera de los territorios que tengan relación con el delito, y posteriormente el juzgado podrá inhibirse a otro si la investigación aporta  más concreción sobre el lugar exacto de comisión del delito.

Hay algunas excepciones a esta regla: entrega vigilada de drogas (competencia del juzgado que acuerda la entrega); delitos de violencia de género (competencia del juzgado del lugar de domicilio de la víctima; y supuestos de conexión.

¿Es sancionable llevarse a los hijos del colegio en días lectivos?

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Radio Aragón

  Escuchar

El proceso penal y el abogado penalista

Entrevista Marco Esteban en Radio Cerdanyola Mataró

  Escuchar

Cómo Defenderse de una Acusación por Alcoholemia

Libro: Cómo Defenderse de una Acusación por Alcoholemia
Por Marco Esteban

Ver en Amazon

El registro nacional de delincuentes sexuales

Entrevista al Abogado Penalista Marco Esteban en Aragon Radio

  Escuchar

LLÁMENOS AL 93 414 02 93